14 octubre 2009

Nikon no descansa




Siguiendo con el cuento de los nuevos equipos en materia de fotografía tal parece que la gente de Nikon no descansa. Bueno no descansamos querré decir para presumir un poco mi orgullo de pertenecer a esta empresa :). El trabajo constante por ser aún mucho mejor nos lleva a realizar la presentación de los nuevos equipos, en este caso las Reflex D 5000 y D 3000.

Dieron de baja la muy buscada D80 dejando con ganas de obtenerla a muchos que hoy por hoy sorprendentemente la siguen solicitando y buscando hasta bajo
tierra (y no exagero cuando digo esto), pero para eso le han dado paso a estas dos maquinas que vinieron para suplantarla.

Primeramente hablemos de la D5000. Esta cámara es de poco peso pero de sorprendentes atributos, entre las infinidades de funciones que posee, las que mas se pueden destacar son los 12.3 megapixel, con una pantalla multiangulo y LCD de 2.7 Pulgadas, ISO hasta 3200, Live View, 19 modos de escena, AF de 11 Puntos, Función de película (Filmadora), Procesamiento de Imagen EXPEED, Iluminador de pantalla para esos casos nocturnos, compatibilidad con mas de 8 objetivos, reconocimiento propio de escena, menú para retoque en la misma cámara, es decir sin tener que procesar la imagen por medio de programas como photoshop, sistema de obturación y de disparo silencioso, funciones de reproducción ampliada y hasta GPS que tal? A este aparatito lo único que le falta es hablar, como sera entonces la D6000 que por ahi se oye venir.

Bueno dejemos a un lado la magnifica D5000 y démosle paso a la D3000 que si bien no es tan completa como la anterior igual y tiene sus atractivos y sus buenas funciones para un trabajo con buenos resultados. Cuenta con 10 megapixel, 11 puntos de gran nitidez, compatibilidad con hasta 7 objetivos, reconocimiento de escena, ISO hasta de 1600, pantalla LCD de 3 Pulgadas, disparo continuos de 3 fps, control de imagen, menú de retoque y sistema ampliable. Nada mal y mucho mas puntual en cuanto a utilización.

No hay comentarios:

Publicar un comentario